La importancia de la ingesta de calcio

Actualmente en México, se estima que la mayoría de los niños y adolescentes no consumen el calcio suficiente para cubrir la ingesta diaria recomendada, situación bastante grave si tomamos en cuenta que mantener una ingesta adecuada de calcio es necesaria para desarrollar una masa ósea máxima y reducir así el riesgo de fracturas y osteoporosis en el futuro, especialmente en la adolescencia ya que entonces se produce la mayor mineralización de los huesos. 

La mejor forma de que tus hijos mantengan niveles saludables de calcio es a través de una dieta completa que incluya productos lácteos bajos en grasa, frutas y verduras, así como actividad física adecuada para cada grupo de edad. Ambas son importantes para lograr una buena salud ósea y fomentarlas durante la infancia es crucial para que se mantengan durante la vida adulta.

¿Dónde se encuentra el calcio en el cuerpo?

Alrededor del 99% del calcio en el cuerpo se encuentra en el esqueleto: no en vano la principal razón de incluirlo en la dieta es el desarrollo de huesos fuertes. Las principales sustancias que regulan los niveles de calcio en el organismo son la hormona paratiroidea, la calcitonina y la vitamina D.

alt niños con huesos fuertes

¿Por qué es importante la vitamina D?

El calcio se absorbe en el intestino, pero para ello es necesaria una cantidad adecuada de vitamina D, que se obtiene principalmente por exposición a la luz solar directa, y de la que muchos niños y adultos carecen.

Los bebés, los niños y los adolescentes necesitan un mínimo de 400 unidades internacionales (UI) de vitamina D diariamente para una buena salud ósea; en algunos casos, exponerse al Sol (aunque sea con regularidad) no es suficiente para el cuerpo la produzca en cantidades adecuadas. Por ello, es importante el consumo regular de alimentos o bien, siempre por indicación médica, de suplementos ricos en vitamina D.

¿Cuál se considera es la edad más importante para obtener suficiente calcio?

Durante la adolescencia, el periodo de los 11 a los 14 años para las niñas y de los 13 a los 16 para los niños, se acumula el 40% de la masa ósea total: entonces, en esta etapa es crucial que los preadolescentes y los adolescentes obtengan fuentes regulares de calcio.

No obtener todo el calcio que necesitan durante este periodo importante no sólo puede ser un factor para huesos débiles más adelante en la vida, sino que también aumenta el riesgo y la frecuencia de fracturas durante la adolescencia como consecuencia de una condición conocida como hipocalcemia en la cual la concentración de calcio en la sangre es demasiado baja cuyo origen puede estar en un trastorno de las glándulas paratiroideas o en uno alimenticio.

Consulta a tu profesional de la salud para más información. Recuerda que tu pediatra de confianza puede resolver las dudas que tengas al respecto y es tu deber consultarlo apenas notes algún síntoma de deficiencia de calcio en tus hijos.

Compártelo con tus amigos:

Publicaciones relacionadas

Beneficios de los probióticos para niños y mujeres embarazadas

El embarazo y la crianza son temas sobre los que todo mundo opina y, por lo tanto, sobre los que se dice mucho. Si, por…

Tips para preparar un lunch escolar sano y económico

A veces, ofrecerles a los más pequeños una dieta equilibrada no es fácil; especialmente tampoco lo es contar con recetas fáciles y opciones de lunch…

¿Qué alimentos favorecen el desarrollo en temprana edad?

Todos queremos que nuestros hijos se desarrollen al máximo, y uno de los factores más importantes para lograrlo (sobre todo por ser el único en…