La actividad física en el crecimiento de los niños

¿Cuál es el rol de la actividad física en el crecimiento de los niños?

El crecimiento es un proceso biológico natural propio de la infancia y especialmente evidente en cuanto a la estatura puesto que se manifiesta como un aumento gradual hasta alcanzar la madurez; a decir verdad, es un proceso que empieza antes del nacimiento y continúa durante los primeros años de vida.

Existen diversos factores que influyen en el crecimiento infantil como la genética, que determina en un 50-60% la talla final del individuo; la alimentación, que impacta en un 20 o 30%, y otros factores externos e internos como  la raza y el sexo el estado de salud  la actividad física , un adecuado descanso, etc.  Conviene enfatizar la importancia de la actividad física y el deporte en las edades tempranas ya que favorecen un adecuado desarrollo afectivo, social y cognitivo en los niños.

Realizar  actividad física durante la niñez contribuye al proceso de crecimiento ya que estimula la producción de la hormona del crecimiento; además, el ejercicio fortalece los huesos, mejora los sistemas endocrino y cardiovascular, y favorece el aprendizaje, la capacidad de socializar y la salud mental.

Adicionalmente, los niños que realizan ejercicio físico habitual tienen más probabilidades de escuchar y participar activamente en la escuela, suelen dormir mejor por la noche y tienen más energía durante el día.

Comparado con la década de 1980, la proporción de niños con sobrepeso se ha duplicado por el aumento de las actividades de ocio sedentarias como los videojuegos y la televisión, siendo menor la actividad física regular realizada, la cual   ayuda a reducir  el riesgo de desarrollar procesos patológicos cada vez más frecuentes en los niños como la hipertensión y el colesterol alto.

many young children smiling running along the grass in the park. Childhood, Children’s Day, vacation, vacation, adventure, friendship.

El ejercicio físico permite que los niños desarrollen capacidades como la percepción espacial, es decir, la habilidad de ser conscientes de su relación con el entorno que los rodea; la coordinación motora, que consiste en poder realizar eficientemente uno o varios movimientos de manera precisa, rápida y ordenada; la agilidad y el equilibrio. También les permite desarrollar habilidades sociales como asumir responsabilidades, seguir reglas establecidas y aprender a manejar los éxitos y fracasos.

Los expertos en crecimiento coinciden en que la actividad física favorece el crecimiento de los tejidos óseo y muscular por lo que recomiendan que los niños realicen diariamente 60 minutos de actividad física de moderada a vigorosa para crecer sanos y, además, prevenir el sobrepeso y la obesidad. Es importante recalcar que, sobre todo a temprana edad, esta actividad debe realizarse como un juego para no generar estrés o rechazo en los niños.

Finalmente, recuerda tomar tus precauciones para que la actividad no supere los limites físicos de tu pequeño; mantente al pendiente de cualquier señal de agotamiento y acude con un experto para que te indique qué ejercicios son ideales para su edad y condición física.

La pirámide de actividad física para niños puede utilizarse como guía para indicarte cómo tu hijo puede ser físicamente activo. En la siguiente lista se describe brevemente cada nivel de la pirámide; elige entre estas sugerencias y otras que tú puedes crear:

  • TODOS LOS DÍAS: para mantener activo a tu hijo todos los días, él puede salir a caminar, jugar al aire libre y ayudar con las tareas del hogar.
  • A MENUDO: actividades que puede practicar con la mayor frecuencia posible son bailar, jugar a la pelota y andar en bicicleta.
  • A VECES: algunas de estas actividades son perfectas para realizarlas en familia como nadar, columpiarse y jugar en el parque; posiblemente no estén disponibles de inmediato debido a la necesidad de equipos o instalaciones, pero si lo están, son una buena opción
  • LIMÍTALAS: estas son actividades que requieren poco o nulo movimiento; la inactividad puede aumentar el riesgo de problemas de salud como el sobrepeso y la obesidad, así como s enfermedades cardiovasculares, por lo que trata de limitar la cantidad de tiempo que los niños ven televisión, usan la computadora y juegan videojuegos ya que pueden afectar la actividad física, así como las habilidades sociales y motoras a largo plazo.

Aquí te dejamos algunos consejos para hacer que los niños se muevan:

  • Participa con ellos en la actividad física
  • Aprende a hacer las actividades que les gustan y ayúdalos a hacerlas
  • Procura que aprendan mientras juegan
  • Introduce nuevas habilidades y movimientos
  • Dales un espacio para el juego no estructurado diariamente
  • No emplees la actividad física como castigo
  • Planifica actividades para toda la familia o el grupo
  • ¡Hazlo divertido!

¿Qué actividades físicas pueden hacer los niños en casa?

Preparen una receta juntos

 Cocinar u hornear juntos es una actividad interior divertida para los niños sin importar la edad; una comida especial a la semana suele ser una gran tradición para las familias. Los niños pueden ayudar a mezclar ingredientes, usar cortadores de galletas y, por supuesto, probar nuevos sabores; si eliges una receta fácil, puedes hacer que los niños hagan la mayor parte del trabajo mientras tú supervisas.

Bailen o hagan ejercicio

Si han pasado todo el día dentro de casa, los niños necesitan algo para activarse y bailar al ritmo de la música es una de las mejores actividades para hacer que los niños se muevan: pon tus canciones favoritas y haz que bailen y salten un rato.

Artes y manualidades con materiales caseros reciclados

Todos tenemos algunas cajas vacías de cereal y rollos de papel higiénico en casa; no arrojes estos materiales al bote de basura: guárdalos mejor para usarlos en manualidades. Junto con tus hijos, haz un cohete con cartones de papel higiénico o un dinosaurio o un robot con una caja de cereal. Pintar, dibujar y pegar son excelentes formas de estimular la creatividad de los niños, además de ser actividades divertidas para que los niños realicen en casa.

Haz un picnic en el interior de tu casa

Nada tan divertido para hacer en casa con los niños: coloca un tapete en la sala y hagan un picnic como lo harían si estuvieran afuera en el parque. Consigue unos cojines y decora: a los niños les encantará. Puedes preparar la comida si tienes niños pequeños, pero una gran actividad para los más grandes es que la preparen ellos mismos: déjalos ser creativos.

Haz una clase de yoga de YouTube

Otra forma de hacer que los niños se ejerciten es hacer algo de yoga. Hay algunos videos fantásticos de Yoga para niños en YouTube, incluidos nuestros favoritos. Conviértanlo en una rutina semanal y ayuda a los niños a ser más fuertes, y flexibles ; es uno de los mejores ejercicios para que los pequeños hagan en casa.

Entrevista realizada a Sayda del Río