actividad física en los niños

La actividad física en el crecimiento de los niños

¿Cuál es el rol de la actividad física en el crecimiento de los niños?

El crecimiento es un proceso biológico natural característico de la infancia; en cuanto a la estatura es más evidente puesto que se manifiesta como un aumento gradual hasta alcanzar la madurez. En realidad, es un proceso que empieza antes de nacer y continúa en los primeros años de vida.

Existen diversos factores que influyen en el crecimiento infantil como la genética que determina en un 50-60% la talla final del individuo; la alimentación, que impacta en un 20 o 30%, y otros factores externos e internos como el desarrollo hormonal, las enfermedades y el ejercicio físico.

Conviene enfatizar la importancia de la actividad física y el deporte en las edades tempranas ya que favorecen un adecuado desarrollo afectivo, social y cognitivo en los niños.

Realizar una actividad física durante la niñez favorece el proceso de crecimiento al estimular la producción de la hormona del crecimiento. Además, el ejercicio hace a los huesos más fuertes, mejora los sistema endocrino y cardiovascular, y favorece el aprendizaje, la capacidad de socializar y una mejor salud mental.

 

actividad física en los niños

La actividad física también desarrolla capacidades como:

  • La percepción espacial, es decir, la habilidad de ser conscientes de su relación con el entorno en el espacio que lo rodea.
  • Coordinación motora que consiste en poder realizar eficientemente uno o varios movimientos de manera precisa, rápida y ordenada. 
  • Agilidad y equilibrio.

El deporte permite a los pequeños desarrollar habilidades sociales como asumir responsabilidades, seguir reglas establecidas y aprender a manejar los éxitos y fracasos.

Los expertos en crecimiento coinciden en que la actividad física favorece el crecimiento a nivel de los tejido óseo y muscular; por ello recomiendan que los niños realicen diariamente 60 minutos de actividad física de moderada a vigorosa para crecer sanos y, además, prevenir la obesidad. Es importante recalcar que en edades tempranas esta actividad debe realizarse a modo de juego para no generar estrés o rechazo en los niños.

Finalmente recuerda tomar tus precauciones para que la actividad no supere los limites físicos de tu pequeño. Mantente al pendiente de cualquier señal de agotamiento y acude con un experto para que te indique qué ejercicios son ideales para su edad y condición física.

Compártelo con tus amigos:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email